Mientras todos en la comuna Valdivia celebraban días atrás una más de sus fiestas tradicionales en medio de alegría, comparsas y baile; un evento ocurrido en torno al caso INDUVAL y que involucra vejaciones, insultos y golpes al Presidente de la Comuna Valdivia, Pedro Borbor,  empañó estas celebraciones.

El hecho ocurrido el pasado 13 de julio en horas de la tarde se inició cuando Pedro Borbor recibió la visita de representantes del Instituto de Higiene para realizar una visita sorpresa a las instalaciones de la empacadora INDUVAL, la cual ha sido indicada desde hace varios años atrás como un punto de contaminación que afecta a la comunidad; según ambientalistas y representantes de la comuna.

Semanas atrás existió otro conflicto pues
 la empresa INDUVAL estaba colocando
los tubos de salida de desechos
más cerca de lo autorizado

Según narró Pedro Borbor a este medio, luego de dirigirse a dicha empacadora y de recoger muestras de varios puntos (no se tomó ni una sola muestra de los lugares donde el dirigente comunal solicitaba a los representantes del Instituto de Higiene), el localizó dos lugares donde habrían existido dos montículos de restos de pescado en avanzado estado de putrefacción por lo que empezó a realizar tomas fotográficas que luego serían difundidas.


En ese momento, sonó la alarma de emergencia pero para sorpresa de Borbor, esa alarma no era para evacuar sino que inmediatamente tenía a un grupo de trabajadores de la empresa a su alrededor quienes le gritaban, mientras el era retenido por los guardias de seguridad y llevado a una habitación a parte donde comenzó a ser golpeado e insultado para obligarlo a que borrara las fotos que había hecho. Pedro Borbor indica que en ningún momento existió un aviso de que estaba prohibido realizar fotografías ni verbalmente ni por medio de algún anuncio.  


Lo más grave de todo este asunto, según el afectado, es que todos estos vejámenes se dieron con la presencia de dos agentes de la Policía Nacional; uno de ellos, según Borbor de nombre William Verdezoto, se limitaba a repetir las palabras de los guardias de la empresa: "borre las fotos para que lo dejen ir".


Luego de cerca de 30 minutos de soportar esta presión, el presidente de la comuna Valdivia, se vió obligado  a borrar TODAS las fotografías de la cámara que era inclusive propiedad del concejal Javier Rodríguez del cantón Santa Elena.


 Al cierre de esta publicación, el afectado menciona que en la Fiscalía le indicaron que éste (Pedro Borbor) debería localizar al agente Verdezoto para que el entregue el parte de los hechos, cosa que según le informaron a Borbor aún no ha ocurrido.

Es necesario que la Fiscalía, la Defensoría del Pueblo, la Policía Nacional, e incluso los representantes de dicha empresa inicien inmediatamente procesos de investigación para aclarar estos hechos y lograr que estos brotes de violencia hacia dirigentes comunales sean cortados de raíz.

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.