Por Pier Luiggi Maquilón Lipari

El pasado 17 y 18 de Diciembre se realizó el 1° Conteo Navideño de Aves en el Bosque Protector La Prosperina, evento promovido por la Fundación Probosque que buscaba determinar las poblaciones de especies de aves del Bosque y zonas aledañas a este ( Manglares de Puerto Hondo y Parque El Lago).


Estudiantes politécnicos miembros del EcoClub, junto a otros de Biología de la Universidad de Guayaquil, dirigieron  las cerca de 9 horas de caminata por varios sectores del bosque.

El Conteo comenzó el Viernes 17 a las 18h00, con el levantamiento del campamento y una charla sobre la metodología a realizar (Conteo de aves nocturnas). Una pertinaz lluvia y el bullicio provocado por las fiestas de fin de año retrasaron el inicio.

El conteo se lo hace identificando los sonidos de las aves. Los cantos no reconocidos se grabaron para su posterior identificación; y los chotacabras, lastimosamente no se anexaron a los resultados pues aunque los vimos volar cerca de nuestras cabezas, no pudimos fotografiarlos para después reconocer su género y especie.

El conteo nocturno evidenció problemás ambientales, el principal, la caza furtiva, tanto en áreas protegidas del BP Cerro Blanco como  del BP La Prosperina. El conteo nocturno terminó cerca de las 02h00.

Al día siguiente el conteo diurno comenzó a las 05h30 con una leve garúa y una nubosidad 8/8. Maravillados observarmos una bandada de cerca de 250 vencejos sobrevolando el lago alimentándose. La aparición de una aninga o cuello de serpiente fue algo excepcional, es difícil observar a esta ave acuática.

Luego, desde el Lago avanzamos al sector del "lindero de la antena", en el camino  encontramos mochuelos del pacífico, pinzones sabaneros, colembas, sotorreyes listados, horneros y mosqueros bermellones. Este trayecto fué difícil, pues por la lluvia, el suelo estaba lodoso y se acumulaba en los zapatos cargando más peso a nuestro esfuerzo por subir la empinada pendiente. Carpinteritos, eufonías y azulejos hicieron su aparición.

Fue grato avistar mientras subíamos a un Ermitaño de Barón alimentándose del néctar de las flores. Esta especie de colibrí de larga cola no constaba en el inventario de aves del BP La Prosperina que lleva el EcoClub. Hay zonas donde predominan herbáceas y gramíneas, lo que favorece la presencia de semilleros.

A las 08h47 observamos dos chachalacas cabecirrufas descansando en un árbol, ésta noticia es grata pues existía la preocupación que desde que la zona fue afectada por un incendio forestal ya no se escuchaba el ruidoso canto de las chachalacas.

Seguimos caminando. A las 08h56, llegamos a la Albarrada de los Monos, una de las partes mejor conservadas del Bosque. La influencia de la albarrada que provee de humedad al lugar logrando la formación de un bosque semideciduo, dá condiciones ideales para la presencia de aves rapaces. Pocos minutos después cantó un gavilán… después se dejó ver. Era un gavilán dorsigris (especie amenazada de extinción). Al avanzar observamos un evento que muy pocos pueden ver en vivo. Los gavilanes son especies solitarias, sólo se los ve en pareja durante el cortejo, y eso fue lo que vimos.

En lo alto estaba la hembra dorsigris dando círculos, elevándose y decendiendo. Cerca de ella, el macho era evaluado minuciosamente, probando su habilidad en el vuelo,tratando de imitar el vuelo de la hembra para ser aceptado y poder aparearse con ella. Si la hembra lo acepta, se aparearán y ella pondrá un huevo… lo hace por lo general cada año, a veces dos o hasta tres, todo depende de que tan rápido se independice el último polluelo que tuvo.

Metros más adelante, pudimos ver otra especie amenazada de extinción. Se trataba de unos 10 individuos de jilguero azafranado. Hembras, machos y juveniles alimentándose de una planta de ortiga. Y en lo alto, un elanio caracolero sobrevolaba dirigiéndose a un lugar desconocido para nosotros, probablemente se dirigía a buscar alimento al lago o a las quebradas y canales de agua.

Llegamos a un mirador a las 10h00. Un pequeño descanso para retomar fuerzas y de vuelta al campamento. A las 11h00 llegamos al muelle del lago, nos subimos al bote y lo recorrimos. Gabriel y Leonardo remando. Gabriel dando dirección, Leonardo el impulso. Apareció un águila pescadora tratando de buscar alimento, aunque más suerte la tuvo un Martín pescador verde que al zambullirse capturó un pequeño pez. Patos silbones canelos, patos silbones ventrinegros, jacanas y anades cariblancas predominan en este sector.

Casi al mediodía, cerca de darle fin al conteo, una urraca coliblanca se anunció. Yo la extrañaba ya que a pesar de ser una especie común que muchas veces había visto en los lugares que visitamos no se había presentado en el conteo.

Desembarcamos y dimos fin al conteo. Más de 40 especies, unas cuantas aun por identificar. Esperamos con gran expectativa el informe oficial y los resultados de los conteos realizados en los otros lugares. De seguro, por los resultados de este primer conteo de aves dentro del BP La Prosperina, el bosque captará la atención de la comunidad científica del país.

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.