Foto: El Panamá América

Las autoridades aduaneras del Aeropuerto internacional de Tocumen de Panamá incautaron el pasado viernes 421 kilos de aletas de tiburón martillo, procedentes de Ecuador y en tránsito por Panamá con destino a Brooklin, èstas fueron detectadas en la sección de carga de dicho aeropuerto.

Gloria Moreno de López, directora nacional de aduanas, explicó que la ilegal carga fue detectado por fiscalizadores aduaneros quienes revisaron el contenido de una guía que indicaba carga de pescado seco, pero lo que en realidad se transportaba eran aletas de tiburón. La guìa encontrada, indica como procedencia a Ecuador.

“Esto es un real crimen”, apuntó la funcionaria señalando que el tiburón martillo es una especie protegida, pues está en peligro de extinción. “Son aletas de tiburón martillo, indicó.

Las aletas estaban empacadas en 14 bultos y al momento permanecen en custodia de la Autoridad de Recursos Acuáticos (ARAP).

Una de las principales amenazas sobre los tiburones es la práctica del “aleteo” que consiste en cortar las aletas y botar el resto del animal al mar. Científcos y ambientalistas indican que esta práctica causa un gran desequilibrio marino, pues el tiburón es parte fundamental de la cadena alimenticia marina y es considerado un crimen ecológico

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.