La influencia de la luna en las mareas es para nosotros una noción elemental , aunuqe esta influencia existió siempre y estuvo presente en la tradición oral de marinos y pescadores de cualquier parte del planeta, sólo cuando Newton formuló la ley de la gravitación universal, la influencia de la luna en las mareas fue aceptada. 
En el ser humano y en general en la naturaleza, estamos regidos además por los ciclos mensuales sidéreos, es decir el ciclo de – 27 ½ días – o período de rotación de la Luna alrededor de la Tierra con respecto a los astros “inmóviles” y el mes sinódico – 29 ½ días – o tiempo que transcurre desde una Luna nueva hasta otra. Está próximo a estos valores también el período de rotación del Sol sobre su propio eje (27 días). Tanto la Luna como el Sol ejercen una gran influencia gravitacional sobre la Tierra, lo cual refleja los flujos y reflujos y las oscilaciones de la parte sólida de la corteza terrestre. Los especialistas han calculado que en 70% el valor de los flujos está determinado por la Luna y el 30% por el Sol. 

De este modo, los ritmos mensuales existen. Pero, ¿hasta qué punto están relacionados dichos ritmos con las influencias de la Luna y el Sol?

Desde el nacimiento de la civilización el fenómeno menstrual fue rodeado de creencias. Parecía dramática no solamente la hemorragia misma, sino también su coincidencia aparente con las fases de la Luna. En algunos pueblos este fenómeno se lo percibe aún en nuestros días.

En 1959 los científicos norteamericanos A. y V. Menaker, analizaron las fechas de 250 000 partos, calcularon que la concepción, y por consiguiente la ovulación, con más frecuencia tienen lugar en los días correspondientes a la Luna llena. En 1973 el estudio fué replicado con el análisis de 500 000 fechas de partos en y volvieron a determinar que la frecuencia de la ovulación sobrepasa el promedio durante la Luna llena y está por debajo de éste durante la Luna nueva. Por otra parte, según otro estudio de A. Solberger, el vínculo entre el ciclo menstrual con el lunar en algunas mujeres es pura coincidencia quien afirma que si la relación del ciclo menstrual con el lunar existiera, debería detectarse también en los animales. Sin embargo, en las diferentes especies de animales la duración del ciclo sexual es muy diversa y no coincide en su período con el ciclo lunar. De este modo, en el perro el ciclo sexual dura 180 días, en el chimpancé 36, en el macaco 27, en el cerdo 21, en la vaca 20, en la oveja 16, en el conejillo de Indias 15 y en la rata y el ratón de 4 a 6 días.

Así pues hasta ahora los científicos no han podido presentar pruebas convincentes sobre el vínculo entre el ciclo menstrual y las influencias lunares. ¿Y cómo reaccionan a estas últimas los órganos y sistemas del organismo humano?. Los otorrinolaringólogos de Tallahasee (estado de la Florida) reconocen el vínculo entre el estado del organismo del Hombre y el ritmo lunar. Ellos han descubierto que durante la Luna llena hay 82% más hemorragias pos-operatorias que en otro tiempo.

Los científicos franceses Liber y Sherin suponen que la influencia gravitacional que la Luna ejerce sobre la Tierra es experimentada también por cada ser vivo y que los “flujos” y “reflujos” biológicos son propios también del Hombre.

Hace poco tiempo se descubrió que en dependencia de las fases de la Luna varían la ionización atmosférica y el magnetismo terrestre. La investigación de las relaciones Luna – Tierra continúan y, es posible que se encuentren eslabones de unión en el sistema Luna – Hombre.

Es evidente que no sólo la atracción lunar y la actividad solar son los “culpables” de los accidentes y los suicidios. Cada acto del Hombre es el resultado de una complicada interacción entre diferentes fuerzas, condiciones socio – económicas, factores morales y emocionales. No se puede considerar que las influencias cósmicas predeterminan la conducta del hombre. Pero sería incorrecto negar esa influencia sobre todo lo vivo en la Tierra.

Indudablemente, existen eslabones que unen directamente la actividad del Hombre con el Cosmos. Algunos de ellos se conocen. Así, durante las explosiones cromosféricas en el Sol disminuye en cuatro veces la velocidad de reacción en el Hombre y al mismo tiempo aumenta la frecuencia de acciones erróneas. Por eso los científicos ex – soviéticos llevan a cabo un intenso estudio de la influencias cósmicas. El conocimiento de los cambios desfavorables en la atmósfera permite prevenir múltiples accidentes.




El siguiente cuadro, muestra las fases lunares para este año que comenzó y los respectivos aguajes para la costa sur de Ecuador. (Click en la imagen para agrandar).


CLICK EN LA IMAGEN PARA AMPLIAR

NOTA: Los números en negrilla son los de máximo aguaje.

FUENTE: INOCAR.

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.