Por Melissa Breyer.


La producción textil es una de las industrias más sucias del mundo. Las principales razones son el daño que las plantaciones de algodón y producción de fibras sintéticas provocan en el medio ambiente, sumado a los anticuados métodos que se usan en el teñido y terminación de las telas. Según la Administración de Energía de los Estados Unidos, la industria textil norteamericana es la quinta industria que produce más emisiones de CO2 del país. 

A medida que los consumidores son más conscientes, los fabricantes aumentan su responsabilidad ambiental. Desde telas creadas con alimentos y botellas de cerveza, telas tinturadas con aire y sitios de Internet que determinan nuestras medidas exactas, estos diez avances están cambiando el mundo de la moda tal y como lo conocemos.

1. Telas hechas de leche, té y granos de café

YouTube / Captura de pantalla.

La leche, el té y los granos de café suelen estar relacionados, aunque normalmente no de esta manera hoy en día ya es posible ver productos alimenticios convertidos en materiales textiles.

La alemana Anke Domaske, emplea leche para fabricar una “fibra láctea ecológica” llamada QMilch. Por otro lado la firma de ropa deportiva de alto rendimiento Vírus ya está empleando granos de café reciclados para fabricar su línea de ropa deportiva de abrigo. Mientras que la diseñadora Suzanne Lee, fabrica tejidos y cueros vegetales a partir de una fermentación del té llamada kombucha.

2. Teñidos con aire que ahorran litros de agua


© Fotos de Randy Brooke/WireImage

El  AirDye transfiere pigmentos desde un papel a la tela mediante un proceso de un único paso usando calor. Esto logra ahorrar entre 26 y 280 litros de agua por cada 500 gramos de tela teñida, además de energía y evita la producción de derivados tóxicos.

Esta tecnología usa el 85% menos de energía que los métodos de teñido tradicionales y ya es un elemento distintivo de varios diseñadores internacionales como Costello Tagliapietra (prendas AirDye de la colección de otoño 2011) y Gretchen Jones.

3. Estampado digital

© MyFashionLife. Basso y Brooke, los primeros diseñadores que usaron el estampado digital.

Con la impresión digital, los estampados se aplican directamente sobre las telas con impresoras, reduciendo el uso del agua en un 95% y de la energía en un 75%. Además, se minimiza el desperdicio de la tela.

Esta técnica es utilizada por diseñadores como Mary Katrantzou, Alexander McQueen y Basso & Brooke.

4. Bolsas plásticas y botellas de cerveza que encuentran una nueva vida

© I AM NOT A VIRGIN 

Los sintéticos reciclados son creados con de diferentes materiales: desde bolsas plásticas hasta botellas de vidrio. Al igual que otros materiales como el bambú se transforman en hilo, los sintéticos reciclados se separan en partículas diminutas que posteriormente se funden y se convierten en fibras.

La fábrica de jeans I Am Not A Virgin emplea una mezcla del 25% de fibras de botellas y un 75% de algodón. El resultado es un material muy suave al tacto y muy duradero.

5. Teñido manual

© Jay Lee

Algunas de las “últimas” novedades son también las más antiguas. Una gran cantidad de líneas de diseño menores están recurriendo a materiales de fuentes locales y al teñido manual para crear sus colecciones.

Por ejemplo, algunas prendas de Prophetik de Jeff Garner  emplea mezclas de cáñamo y seda teñidas con pigmentos orgánicos cultivados en jardines locales.

6. Herramientas para comprar por Internet que conocen las medidas

fits.me/Captura de pantalla.

Uno de los principales problemas de las ventas de ropa por internet son el alto porcentaje de devoluciones debido a las medidas de las prendas, la calidad de los materiales y el hecho de que los clientes no siempre obtienen aquello que deseaban.

Las herramientas inteligentes para realizar compras en línea tienen el potencial de reducir dramáticamente esas devoluciones y minimizar el gasto de energía que se invierte en el envío de las mismas. Las herramientas de MyShape y Fits.me buscan garantizar a los compradores que cada prenda que adquirieran se corresponde exactamente con su talla.

7. Lavado de jeans sin agua


Los productos WaterLess de Levi's buscan la conservación del agua, al usar de un 28% a un 96% por ciento menos de agua para la terminación de sus pantalones; lo que en cifras reales ha significado una reducción de más de 172 millones de litros.

8. Bio filtrado de aguas residuales

Tal vez no sea el nombre más seductor del mundo, pero la tecnología conocida como Sequencing Batch Biofilter Granular Reactor es toda una innovación. El proceso ayuda a eliminar la mayoría de los componentes tóxicos de las tinturas separándolos a través de un tratamiento con ozono, antes de la aplicación de una técnica de bio filtrado de agua.

El agua residual se vierte sobre esos microorganismos y éstos procesan los contaminantes. Cada aditivo contiene diez veces más microorganismos que las tecnologías tradicionales y produce el 80% menos de sedimentos que los filtros biológicos convencionales.

9. Confección inteligente


La tecnología Panel Directo sobre Telar (DPOL), también conocida como confección inteligente, fue creada por el diseñador indio Siddhartha Upadhyaya como una forma de optimizar la eficiencia de su fábrica (en aproximadamente un 15%) y de reducir los tiempos de fabricación (en un 50%) para la confección de prendas de alta gama

Mediante el uso de una computadora incorporada al telar, se introduce información relacionada con las prendas (color, estampado, talla) y el telar confecciona las piezas exactas, que posteriormente necesitan ser ensambladas. El tejido, el corte de las telas y el estampado se realiza en un único paso. Brillante. El DPOL  minimiza el inmenso desperdicio de tela y además ahorra energía y agua entre un 70% y un 80%.

10. Nuevos estándares

Estándar Mundial de Textiles Orgánicos /Imagen promocional.

El  Global Organic Textile Standard (Estándar Mundial de Textiles Orgánicos) es un programa de certificación de tejidos desarrollado por los principales organismos en la materia, con el objetivo de definir una serie de requisitos reconocidos internacionalmente  que aseguran la “calidad orgánica de los tejidos, desde la cosecha de las materias primas hasta su confección ambiental y socialmente responsable".

La introducción del logo y de las etiquetas del sistema marcan un hito en la industria textil, produciendo un gran impacto en todo tipo de comercios, desde las tiendas que comercializan únicamente tejidos naturales a las marcas más importantes de los mercados. Para ver los estándares completos, visiten el sitio global-standard.org.

Publicado originalmente en Treehugher ; adaptado para Ecuador por Redacción Ballenita Sí.

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.