“La vida del agricultor es la mejor calculada para la felicidad y para las virtudes humanas.” Quiney

La agricultura urbana gana cada vez mas espacio en las ciudades. Cada vez más terrazas, patios, balcones y ventanas son ocupados por plantas que aportan importantes beneficios a las familias que las cultivan y cosechan.

Hacer un huerto en un lugar urbano, en tu propia casa, es posible y puedes beneficiarte de todos los grandes beneficios que tiene.  Las siguientes son algunas de las razones que pretenden dar ese impulso para iniciar y mantener tu propio huerto, en tu casa, para cultivar tu propia salud.

Sabes que comes


Con cada vez mayor frecuencia, salen a relucir los escándalos sanitarios que cuestionan alimentos que considerábamos seguros ya que eran avalados por "eminentes" centros de regulación o institutos.


 Hay que comer sano para mantener una buena salud y para ello debes tomar alimentos 100% saludables: alimentos libres de plaguicidas, pesticidas y productos químicos que podemos incorporarlos a nuestro cuerpo, y además, alimentos que sean frescos.

Por lo tanto, teniendo tu propio huerto, en todo momento sabrás lo que comes, ya que serán alimentos cultivados y cosechados por ti mismo, alimentos que serán frescos y libres de cualquier producto químico.

Alimentos de alta calidad

Cuando cultivas tus propios alimentos sabes ya de antemano que son alimentos de alta calidad. Ciertas hortalizas sólo se encuentran en el mercado a un precio muy elevado. Con tu propio huerto puedes tenerlas disponibles. Al ser tuyo, el huerto será de altísima calidad, dando alimentos de tan alta calidad que es difícil que puedas comprarlo en una tienda.

Alimentos de temporada

Olvida lo de consumir verduras y hortalizas en mal estado o con mal sabor. Si consumes frutas o vegetales que son de un lugar muy lejano de ti, estos fueron cosechados antes de que que fuera su momento natural de hacerlo, ya que las empresas calculan el tiempo de trasporte y de almacenamiento. Con tu propio huerto podrás cosechar esos tomates o cualquier alimento en su momento óptimo para cosechar.

Ahorra dinero

Obteniendo tus propias cosechas, vas a reducir la compra de verduras y hortalizas frescas, incluso dejarás de comprarlas. En pequeñas cantidades posiblemente no te dará para comer a diario, pero si para reducir el gasto económico. 



Una nueva afición muy saludable

Desde el momento que comienzas a hacer tu huerto, estarás en contacto con la naturaleza a diario. La Tierra, el agua, las plantas, la luna, la lluvia, etc. Estar cerca de la naturaleza en medio de la ciudad es un placer. Un oasis en medio del caos de lo urbano.

Reducción del gasto energético

¿Has pensado alguna vez cuál es el coste energético que tienen los alimentos al ser llevados hasta tu casa desde el lugar donde se cultivó?.  Cultivando tu propio huerto reduces el gasto energético en transporte, almacenaje, manipulación y materiales de embalaje.

Desconexión y relajación

Es tu espacio de meditación y relajación. Al ser una actividad relajante y divertida, reducirá el estrés que tengas. Es una válvula de escape para las tensiones cotidianas del trabajo. Pasar un pequeño tiempo en el huerto al llegar a casa, te relaja y aleja de las preocupaciones.

Una vida de aprendizaje

Parece una broma, pero algunos niños piensan que los tomates salen del supermercado y la leche del tetrabrik. Aprender más sobre la naturaleza y el ciclo de la vida y las estaciones, puede ser una parte fundamental en su educación. El huerto urbano les podrá enseñar y educar sobre muchos alimentos y sobre la propia naturaleza de las plantas.

Es muy fácil de hacer

A veces el temor de que llevar un huerto es algo difícil de hacer o de mantener nos lleva a detener las intenciones de iniciar un huerto en casa. No es ningún lío y toma muy poco tiempo. Cuidar de las plantas es algo muy sencillo y que además con el tiempo te gustará cada vez más.

Otro color a tu casa

Much@s hemos escuchado que las plantas dan vida a una casa, así que ahora imaginemos que esas mismas plantas nos darán además alimentos sanos y frescos. Un patio, balcón o cualquier espacio con sus plantas verdes es toda una buena imagen decorativa para toda la casa.

Huerto urbano en comunidad


Si tienes la oportunidad de poder hacer un huerto urbano en una comunidad de vecinos es genial. Si cuentan con un terreno para ello, es una idea estupenda y fácil de llevar a cabo. Te servirá para relacionarte con tus vecinos. Montar un proyecto comunitario mejorará las relaciones entre las personas de la comunidad.  Además, los niños podrán trabajar también en él, y aprender todo sobre la agricultura.

Un regalo original

A veces no sabemos que regalar en navidad, en un cumpleaños o por cualquier otro motivo. Regalar una planta con su maceta adecuada, es un regalo muy original y que aportará grandes beneficios a esa persona. Es más, recibirás tanta gratitud y felicidad que seguramente  no será la última vez que hagas este tipo de regalos.

Y por último… ¿Por qué no hacerlo?

Nada te lo impide. En cualquier lugar de tu casa (terraza, ventana, balcón o patio) puedes hacer un huerto minúsculo y obtener todos los beneficios que este te aporta.

Y ahora, es el momento que lo pruebes, empieza por una simple maceta, y pronto verás cómo te enganchas a la experiencia.

Publicar un comentario

EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS

[EVENTOS CULTURALES Y DEPORTIVOS][fbig1][#e74c3c]

SARAYAKU

[sarayaku][slider1][#e74c3c]
Con tecnología de Blogger.